22 diciembre 2009

Nuestras riquezas





Llega la Navidad ¿no os habéis dado cuenta? ;-) Todos corremos a las calles a comprar, comprar y seguir comprando.  Gastamos en lotería, en ropa para las fiestas, en juguetes, regalos, comida y toda clase de adornos y utensilios que quizás solamente usemos varias veces en nuestras vidas.


Y por supuesto que no voy a juzgar todo esto, faltaría más.  Yo formo parte de este manufacturado engranaje del que se compone esta sociedad de consumo tan bien estructurada.  No soy de aquellas personas de las que se pasan las fiestas navideñas despotricando contra el codiciado espiriritu navideño, los Reyes Magos de Oriente y los villancicos del vecino.


Pero que me guste (o no me guste) la Navidad no significa que no me de cuenta de que sobretodo en estas fechas no se sienta más rico el que más dinero tiene, ni más desdichado el pobre o con menos bienes gananciales.


Porque como dice un acertado anuncio de publicidad, hay cosas que no tienen precio.


Yo me siento inmensamente rica todos los días y estos días de Navidad, sin tener los regalos más caros, ni las fiestas más lujosas, ni tratamientos de belleza con oro, chocolate o algas para lucir guapa me siento mucho más.


Porque las cosas materiales, nos hacen felices un día a lo sumo una temporada, pero yo me siento rica todos los días del año.


Y como no podía ser de otra manera ¿sabéis gracias a qué?


No tendré los regalos que más euros cuesten, pero tendré unos dibujos hechos con las manos más tiernas del planeta, para mi de un valor mucho más alto que los del museo de la baronesa Thyssen.


En mis fiestas no habrá caviar, ni vestidos largos, ni música de ambiente... pero sí tendremos juegos, alegría, gritos, canciones y emoción.


No iré a darme masajes, ni a la peluquería, ni llevaré ropa de marca o cara.  Pero lo que no sabéis es que no me hará falta porque para dos personitas yo seré la más guapa de toda la fiesta.


Como no me iba a sentir una persona rica y afortunada en Navidad y todo el resto del año.  Y es que me parece bien que queramos conservar un sentido especial a las fiestas.  Pero estad seguros que no os engaño cuando os digo que para mi la Navidad empieza todos los días del año a las 8 de la mañana y se queda en "Stand by" solamente unas horas por la noche.


Feliz Navidad.

3 comentarios:

El Mundo de Ariadna dijo...

felices fiestas! maravillosa reflexion!

Miriam dijo...

Feliz Navidad María! que ese proyecto que tienes para este nuevo año crezca mucho!

Un abrazo.

misteriosa dijo...

lo suscribo todo! felices fiestas!!