19 febrero 2010

Gracias


Gracias hijos, gracias.

Gracias por ayudarme a ser yo, a enseñarme a quererme y a relativizar los no problemas.

Gracias por enseñarme a vivir, por mostrarme el verdadero camino de la felicidad y de la alegría.

Gracias por dejarme tener el cargo más importante en la vida: el de ser madre.

Gracias por ser un motivo para levantarme y vivir todos los días de mi vida.

Gracias por hacerme mejor persona, al estimular mis ansias de conocimientos por el mundo que me rodea.

Gracias por dejarme sentir la mágia de tener otro ser dentro de ti y alimentarlo de tu propio cuerpo.

Gracias por hacerme sentir la persona más especial y feliz del planeta al estar a vuestro lado.

Gracias por la compañía de las noches y los días, gracias por dejarme guiaros estos años de vuestra niñez.

Gracias por los besos, los abrazos, los dibujos y las sonrisas.

Gracias por ser el centro de nuestras vidas y sacar de la tristeza a nuestras almas.

Gracias mis niños, mil gracias, porque gracias a vosotros soy lo que soy. 

Mil gracias hijos, gracias.

1 comentario:

Dara dijo...

Hermosa carta de agradecimiento