03 febrero 2010

El niño está hecho de cien, de Loris Magaluzzi


El niño

está hecho de cien.

El niño posee

cien lenguas,

cien manos,

cien pensamientos,

cien formas de pensar de jugar y de hablar.



Cien, siempre

cien maneras de ensanchar,

de sorprender y de amar.

Cien alegrías para cantar y entender,

cien formas de descubrir,

cien mundos para inventar,

cien mundos para soñar.



El niño tiene cien lenguajes

(y además cien, cien, cien)

pero le roban noventa y nueve.

La escuela y la cultura

le separan la cabeza del cuerpo.



Le dicen:

que piense sin manos,

que haga sin cabeza,

que escuche y que no hable,

que entienda sin alegrías,

que hable y se maraville

sólo en Semana Santa y en Navidad.



Le dicen:

que descubra el mundo que ya existe.

Y de cien,

le roban noventa y nueve.



Le dicen:

que el juego y el trabajo,

la realidad y la fantasía,

la ciencia y la imaginación,

el cielo y la tierra,

la razón y el sueño

son cosas que no están juntas.



De hecho le dicen

que el cien no existe.

El niño dice:

en cambio, el cien existe.



Loris Magaluzzi


2 comentarios:

♥Diana♥ dijo...

miri, hola nena... qué razón tiene esta poesía.. en verdad cuánta razón!!!

La Miri dijo...

Uff!! no había visto este comment Diana, besos y cuida esa panzota!