25 abril 2010

Si volviera a ser mami... el embarazo





Quiero comenzar una serie de entradas  para aquellas mamis que como yo piensan que el ser humano no tiene porqué tropezar dos veces en la misma piedra... que la maternidad evoluciona y nos hace intentar hacer las cosas mejores, con mayor plenitud y calidad para nosotras.


Me gustaría compartir después de ser mamá dos veces las cosas que cambiaría o que  considero mejores para las mamis que se aventuran en esta maravillosa experiencia.


Por ejemplo hoy me gustaría hablar de lo que haría si estuviese embarazada, lo que cambiaría a día de hoy, en mi punto de evolución actual. Bueno, además incluiré cosas que sí hice y me gustaría también compartir a quien quiera leer. Allá va.


No obsesionarse con las visitas a la comadrona y al gine.  El embarazo no es una enfermedad, es un proceso natural y creo que si algo a día de hoy tomaría con muchísima más tranquilidad que en mi primer embarazo son las revisiones que "necesitaba" para tener todo muy, muy, muy controlado.


Si el embarazo va bien y nuestra salud es buena con los controles periódicos trimestrales con nuestro gine y el seguimiento de la comadrona debería bastar para que disfrutásemos tranquilitas de nuestras barrigotas.


Aunque entiendo de lo delicioso que es ver por la pantallita del ecógrafo a nuestros bebés :-) y que casi nos entren ganas de tener uno en casa.


Preparar las cositas con tiempo.


Es cierto que cuando estamos embarazadas muchas de nosotras nos llenamos de manías y dejamos hasta casi llegado el momento la mayoría de las tareas relacionadas con el bebé como preparar el ajuar, la habitación y otras cositas.


Pues yo me atrevo a recomendar que no lo dejéis para muy adelante... puesto que hay veces que los peques llegan con mucha prisa y además llega un momento en que lo mejor que podemos hacer es descansar, descansar y descansar.


Si volviera a ser mamá haría las cosas con tiempo y muy tranquila por si acaso.  


Preparar parto y lactancia con una mente abierta.


En mi primer parto cometí varios errores con antelación de los que puedo destacar el no informarme debidamente, dejar que medicalizaran mi parto al cien por cien con una provocación innecesária que terminó en cesárea bastante traumática y pensar que a mi no podría tocarme esta última intervención, por lo que me sentí muy defraudada de que las cosas fueran así.


En la lactancia me pasó parecido... mi fracaso fue estrepitoso.  Creo que nunca me lo perdonaré. Por eso os aconsejo webs como el parto es nuestro y Crianza Natural donde en materia de partos y lactancia saben muchísimo y me ayudó a cumplir mis sueños en lo que a parto y lactancia se refiere en mi segunda experiencia.


Sin duda si volviera a ser mami, volvería a investigar.


Pasear por la playa, el campo, relajarme.


Y leer los ratos que me queden libres, echo de menos leer libros completos ;-)


Disfrutar muchísimo de mamá en exclusiva, pareja...


Porque cuando llega un nuevo miembro a la familia las cosas cambian.  Creo que es una buena idea hacer una despedida de pareja a trío, de ser tres a cuatro... o a cinco ¿quién sabe? 


Las despedidas no tienen que ser tristes... en este caso es una despedida de un tipo de familia a otra y creo que si volviera a ser mami, haría algo así. ¿No os parece genial?


Dormir!


Dormir, dormir, dormir!!!! porque hasta a las mujeres que como yo aguantemos con poquitas horas el tirón cotidiano tengo que confesar que tantas veces fantaseo con tirarme horas y horas en la cama... porque cuando llega un nuevo bebé lo de dormir es casi que una peripecia en la gran mayoría de los casos y hasta bien entrados en los añitos están. Seguiremos fantaseando.


Hablar con otras mamis en foros.


Desde mi primer embarazo hay pocas cosas en el aprendizaje como mamá que me hayan aportado tanto como mis queridas amigas de los foros.


Comunidades de mamás llenas de amor por sus pequeños. Compartir embarazo con mujeres que están igual que tú es realmente un ejercicio de amistad, empatía y comprensión compartida.


Aprovecho para enviar un abrazo a todas mis amigas de toda España a las que incluso conozco y siempre tendré en mi corazón.


Gracias chicas sois geniales.


Preparanos para ser más felices y dichosos.


Porque nuestra vida cambiará para siempre y quien diga que la vida no cambia después de ser padres se equivoca. La vida cambia, tenemos más preocupaciones... pero también mucho más amor multiplicado por mil.





3 comentarios:

Rebe dijo...

Di que si, hay que disfrutar de todo en todo momento.

misteriosa dijo...

Si me permites añadir algo, yo en mi primera lactancia tuve problemas, estaba más de 1 hora y me dolía mucho el pecho, pero todo el día leía y leía lo de la postura del bebé y demás, así que daba por sentado que lo hacía bien. Si de algo me arrepiento es de no haber contactado con un grupo de ayuda a la lactancia. Así que añadiría: En caso de problemas al dar el pecho, acudir a un grupo de lactancia. No sé si las cosas hubieran cambiado (ya que, cabezona que es una, aguanté hasta el año), pero creo que es una buena recomendación.

Saludos!

La Miri dijo...

Rebe es lo principal que cambiaría... je, je... quizás sea la edad, que soy más vieja ;-)

Toda la razón misteriosa... se me ha olvidaó algo de tanta importancia.

Besos!