23 enero 2011

La peor madre del mundo



Había leído algo sobre esta noticia. La mamá de una pequeña aspirante a "Miss belleza infantil" o algún evento por el estilo tortura a su pequeñina de cinco añitos obligándole a depilarse las cejas para que luzca espléndida.

Todo esto es permisible en Estados Unidos, un país desarrollado, democrático y en el que no entiendo como se permiten hacer este tipo de concursos de belleza en niñas de tan corta edad, a las que disfrazan y usurpan esa mágica inocencia de la que TODOS LOS NIÑOS Y NIÑAS DEL MUNDO ENTERO TIENEN DERECHO A GOZAR.

Os aviso que ver el video es algo muy duro, no he podido reprimir mis lágrimas, no he podido evitar pensar que esa mujer que dice ser madre, para mí es la peor madre del mundo... ¡Basta! ¿Dónde están aquellos que trabajan para defender a estas niñas???? estoy tan triste como indignada, y luego no entendemos muchas cosas que ocurren ¿pero estamos loc@s o qué?

5 comentarios:

Maria dijo...

Que pena de chiquilla... ¿estamos locos o que pasa? yo no entiendo nada, de verdad... La foto es de la peli "la pequeña miss sunshine", que es una critica de todo eso, muy buena, a mi me gusto. Un besazo

Anuda dijo...

Casualmente hoy vi ese vídeo y me quedé atónita. Me parece increíble lo que las madres así le hacen pasar a sus hijas por algo que realmente quieren ellas.

Ese tipo de concursos no deberían ni existir porque no hace sino fomentar la idea entre las niñas de que, si eres guapa, conseguirás más cosas en la vida.

sandrina dijo...

Pero qué fuerte que haya madres que hacen esto con sus hijas!!!! Pobres niñas, que desgracia tener unas madres que solo piensen en ganar dinero y concursos de belleza, pero qué hipócritas son algunos en Estados Unidos, tanto defender los valores, la ética... y luego les inculcan esos valores a sus niños, que la belleza lo es todo... no estoy de acuerdo!!!! Indignada me he quedado!!!!

Ishamommy dijo...

Dios!!! No se imagina el daño psicológico que le esta creando a esa nena, que tristeza!

misteriosa dijo...

No me había decidido a ver el vídeo, hoy lo he mirado, y creo que preferiría no haberlo hecho. Qué horror, por Dios!