24 noviembre 2010

El vínculo de las nanas



Hoy vengo a hablar de nanas. Lo cierto es que la mayoría de nanas que he escuchado dan algo de miedo :S la gran mayoría hablan de cocos, abandono y sus letras acercan más a la temerosidad de nuestros pequeños que a la conciliación del sueño. Lo cierto es que hoy con esta entrada no quiero hacer una tesis sobre nanas, historia de las mismas, análisis de las letras y popularidad de estas canciones. Hoy quiero hablar del vínculo que creamos con nuestros bebés al arrullarlos en nuestros brazos, pegaditos a nosotr@s y les cantamos dulces melodías (o no tan dulces dependiendo del tenor o soprano...). Eso sí todas ellas, las canciones cargadas de un amor incondicional y cariño espléndido que nos acerca y nos vincula un poquito más si aún cabe a nuestros hijos.

Ya he hablado alguna vez de que mi hijo mayor no tuvo el nacimiento más respetado, ni fue amamantado. Eso sí, criado con apego, cariño y amor incondicional os aseguro que lo fue un rato grande y lo sigue siendo a día de hoy.

Uno de los momentos más dulces que tengo de mi bebé, son aquellas veces en los que le ayudaba a conciliar el sueño abrazadito a mi, meciéndole, sintiendo su calor y cantando una melodía que aún hoy le recuerdo.

Anoche por ejemplo, a la hora de dormir me dijo al son que su hermanita que le cantara. Yo no soy ninguna soprano :) pero de muy buen agrado lo hice. No creo que me queden muchas oportunidades de que mi hombretón de casi siete años me pida estas cosas muchas veces más. Por eso me encanta sentir que aún le gusta escuchar como su mamá le canta. Se ha pasado tan rápido.

El cantarle, acunarle, abrazarle, sentirle cerca... me ayudó a transmitir todo ese amor que por otra parte no le podía transmitir amamantándole. No me importó quien me recomendara que no le hiciera dependiente de mis nanas, mis brazos y mis melodías nocturnas.

¿Porqué perdernos aquellos momentos que no volverán? si tenéis a quien mecer, no lo dudéis cantarle y susurrarle cosas bonitas para dormirles. Tranquilos eso no es "malacostumbrar" es simplemente dar amor, cariño, consuelo y una música que nos ayudará a establecer ese vínculo tan importante con nuestros hijos.

Por cierto, al tema de que la mayoría de nanas son muy tristes, lo arreglé quitándoles la letra. Simplemente tararear las bonitas melodías a los bebés ya les tranquiliza, mucho mejor que escuchar historias de bebés abandonados o asustados (eso nunca).

Yo para amenizar el día os dejo con Joan Manuel Serrat (que grande) y una nana de un gran autor Miguel Hernández. Una obra maestra, sin duda.

Que canten felices.

4 comentarios:

Hayra dijo...

Jo, escribí un comentario antes, pero se bloqueó esto y veo que no se ha publicado! Pues repito :P

Te decía que qué razón tienes con las nanas! ¿Qué es eso de hablar del coco o el hombre del saco en una canción para que un niño se duerma?!? HOLA?? Yo recuerdo una nana que hacía llorar a mi hermana cuando era pequeña, y aún hoy, a sus 27 años, se le pone mal cuerpo al escucharla xD

Y sobre el poema de Miguel Hernández.. qué decirte! Me lo aprendí de pequeña en el colegio, pues lo tuve que recitar, aunque ahora ya sólo recuerdo las primeras frases.. ejem..
Y es que amiga mía, Miguel Hernández nació en la ciudad en la que vivo hace ya 21 años. Y este año precisamente se celebra el centenario de su nacimiento =) Este año es Año Hernandiano ^^

Besicos guapa!

Magda Pérez Hervás dijo...

Me ha encantado el post, siento muy cerca tus palabras, las comparto.

Jamas me gustaron algunas de esas letras y tengo la gran suerte de haber sido instruida en nanas cariñosisimas, arulladoras y calidas. Esas nanas, ese amor al cantarlas, forman parte de mi infancia y de la de mis hijos.

Hace cosa de un año escribí un post al respecto.
Te lo dejo por si te apetece verlo.
http://trocitosdmi.blogspot.com/2009/11/nanas.html

un abrazo

La Miri dijo...

HAYRA, si, ya sé de donde eres.. je, je... que voy a decir yo de Miguel Hernández... a mi también había una canción que me cantaba mi padre y me ponía a llorar... vaya con las cancioncitas...

Magda, he leído tu post ¿así que tienes dos chic@s mayores??? y yo que aún no lo sabía... que guay!

Besos!

Eva dijo...

Mi favorita:

cinco lobitos tiene la loba

cinco lobitos detras de la escoba

cinco tenia, cinco cuidaba

y a los cinco tetica les daba!!!!