18 diciembre 2010

Sus Ángeles de la Guarda (siempre tan ocupados)


Tengo una amiga Sofía (si eres tú Espon... ¿qué otra Sofía podría ser???) que en más de una vez mientras intercambiamos nuestras experiencias ha comentado cuanto trabajo tienen los Ángeles de la guarda de nuestros pequeños.

¿Qué quién son esos Ángeles? quizás seáis algo más escépticos de lo que soy yo. En mi blog me gusta fundamentar lo que escribo, ya sea con experiencias vitales o con documentos, estudios o entrevistas publicadas. Pero hoy quiero ir un paso más allá de todo eso y hablar sobre algo que aunque en realidad no puedo comprobar, creo firmemente.

Pienso que los Ángeles de la guarda son aquellos que ya no están pero que hubieran amado a nuestros hijos tanto  que su energía, lo que queda de ellos en nuestro planeta o vive en el más allá, les protege de los males y en todas esas experiencias negativas, que por desgracia tendrán que vivir en el día a día.
Sé que este es un tema algo especial, que muchos de vosotros no creéreis en estas cosas. Pero otr@s much@s estaréis de acuerdo conmigo y os sentiréis identificados.

Ya os expliqué una vez mi experiencia traumática con mi hijo aquella vez que se montó en nuestro coche y se desplazó sin conductor. Otras veces las recuperaciones de mis hijos en situaciones difíciles han sido tan asombrosamente milagrosas que he sabido que su Ángel de la Guarda les acompañaba.

El Ángel de la Guarda es un aliado enorme para las mamás. Creo que merece una especial mención basada en el agradecimiento de las veces que nos ayuda  y por eso he querido redactar este post tan especial. Para darle las gracias por todas las veces que nos ha echado una mano en situaciones delicadas.

Quizás sea todo producto de mi imaginación e ignorancia. Puede que todo sea fruto de la casualidad y de los propios deseos que se convierten en una energía positiva curativa. Pero a mi me encanta la figura de nuestro Ángel de la guarda, me acompaña y me siento reconfortada con su figurada presencia.

¿Y vosotr@s creéis en vuestro Angel de la Guarda? espero que sea como sea no tenga que ayudar a vuestros pequeños demasiadas veces, aunque por desgracia en tantas situaciones hay que echar mano de él. Sea como sea, que la ayuda evite cualquier situación que pueda afectar a aquellos a los que tanto amamos: nuestros maravillos@s niñ@s.

3 comentarios:

espontanea dijo...

Casi me lo pierdo, me dedicas un post y casi me lo pierdo.

Yo no sé quienes son los ángeles de la guarda, no sé si son las abuelitas del cielo o si son fuerzas telúricas, pero su existencia es cierta y demostrable, cualquier mamá lo sabe. ¿Cuántas veces hemos visto a los enanos desafiando la fuerza de la gravedad, y acaban cayendo para dentro? ¿cómo puede ser que los coches se estropeen cuando tienen un niño escondido debajo, o detrás? Y cuantos más hermanos tiene el chiquillo, más trabajan sus guardianes.

Y sin embargo hay veces en que todos nos despistamos, incluidos los angeles de la guarda. No quiero ni imaginar la bronca divina

Miriam H. Bravo dijo...

Eso te pasa por no estar atenta :)))

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel