25 mayo 2011

En el destete somos dos


Dos años y nueve meses. Ese es el tiempo que tiene mi hija y ese es el tiempo que tiene nuestra lactancia.

Para algunos, una barbaridad. ¿Pero de ahí aún sale algo? ¿Comerá de todo...no? ¡Esta se casa, y aún toma teta¡ y así podría seguir explicando comentarios inoportunos, a los que ya apenas contesto aquello de lo q!e dice la OMS, vamos, que los niños tienen que tomar teta hasta los seis meses como alimento exclusivo y combinado con otros alimentos hasta los dos años o más.

Y no porque no sea cierto, que lo es. Porque no podría ser de otra manera que la leche humana, sirva para alimentar crías humanas. Si no porque estoy muy cansada de esos comentarios que hace la gente que por ignorancia,  o mala educación,  en los que intentan hacer un chiste de un tema más serio de lo que yo misma pensaba. Un tema que atañe a mis sentimientos ¿hay algo más serio? Va a ser que no.

Ayer, por primera vez en estos dos años y nueve meses, mi pequeña estuvo a punto de pasar todo un día entero sin tomar pecho. Eran las nueve y cuarto, y su papi que estos días es el encargado de contarles cositas antes de dormir, se disponía a acostarse un ratito con ellos mientras caían en las manos de Morfeo.

Y yo después de un día tan movido como otro cualquiera, mientras me disponía a recoger las cositas de la cena, me percaté de un hecho. Bueno, me dí cuenta de un "no hecho": mi pequeña de dos años y nueve meses llevaba todo el día sin mamar.

En aquel momento el papá de la casa le estaba poniendo el pañal nocturno a mi pequeña. Y yo deseaba en mi fuero interno que mi niña recordara que algo se le estaba olvidando. Pero no. Ella estaba pendiente de los cuentos que le iban a contar antes de dormir.

Me acerqué al cuarto y besé a mis tres soles. Y me marché al comedor. Y allí. Sentí una melancolía inmensa y me dí cuenta de que quizás la que no estaba preparada para aquello, era yo.

Pero también entendí, que como hemos hecho siempre, dejaríamos que fuera mi pequeña la que marcara los tiempos una vez más.

No tuve que esperar mucho. En unos minutos percibí que los cuentos hoy no eran suficientes para dormir, que mi pequeña estaba nerviosa, y que precisaba mi compañía.

Apagué la tele. Y como aquel al que le dan una segunda oportunidad, corrí a acompañar a mi pequeña en su encuentro con el sueño.

Y no se hizo esperar ni un segundo más: "Mami teta" dijo al verme. La abracé una vez más y el consuelo obtenido de aquel encuentro nos hizo encontrar la PAZ.

Sé que estos olvidos, son el inicio del fin. Que cuando uno se decide a apostar por un destete progresivo y muy lento, habrá días en los que no querrá pecho y otros en los que mamará tres veces.

 Siempre pensando en si mi pequeña estará preparada, en si lo aceptará bien. Pero y yo ¿estaré preparada?

 Seguro que sí, porque en estos años de lactancia, me llevó un  buen saco de recuerdos, de cariño, de amor, de satisfacción... me llevo una de las mejores experiencias que he podido tener y hoy quería compartirlo una vez más con todos vosot@s .

Por si tenemos dudas cuando nos critican y ponen en tela de juicio por culpa de la ignorancia, que amamantar a nuestros hijos en edades más avanzadas, aquí os dejo mi trocito de experencia.

Seguid vuestro instinto porque ese será el bueno.

19 comentarios:

Ira dijo...

Felicidades ante todo por esa lactancia prolongada. Da penita verdad? Yo llevo 14 meses y no quiero imaginarme el día que Mar diga basta de momento disfruto como has hecho tu de todos los preciosos momentos que compartimos y convencida de que cuando llegue el destete será porque ella está preparada y no debido a presiones sociales ni demás. Un besito preciosa!

Miriam dijo...

Gracias Ira, seguro que lo vives igual que yo ;) necesito compartir estos momentos con otras mamás que como yo hayan apostado por una lactancia prolongada... es muy necesario para mí. Porque no es fácil de entenderlo para la mayor parte del mundo.

Un fuerte abrazo, esta es tu casa.

Miriam

Llanos dijo...

Felicidades Miriam :)
Que entrada mas bonita, suscribo 100% tus palabras. Nosotros llevamos 2 años y 3 meses, y ha habido días que Ale se durmío sin tomar tetita, y dias que en todo el dia n me ha pedido (hoy no ha querido para desayunar).

Supongo q tiene que ver mi embarazo, pero me da penita que ya no me pida tan a menudo, ains

Eloísa dijo...

Enhorabuena por esa lactancia prolongada y,sobre todo, por respetar los tiempos y decisiones de tu hija. Tienes razón, nosotras lo disfrutamos tanto como ellos.

Mi nene mayor tiene casi cuatro años y lo primero que pide por la mañana es su teti, aunque yo también me asombro cuando se pasa un día entero sin pedir.

Magda Pérez Hervás dijo...

Son momentos que creo que todas las que damos de mamar por largo tiempo pasamos. Mi pequeño me ha dado de esos momentos de incertidumbre, un día fue el primero que casi no toma teta, después le acompañaron varios, casi de seguido que solo toma un poquito de una antes de caer dormido después de un largo día... pero el proceso de destete está siendo lento. Ahora tiene 3 años y 9 meses, de diario casi no mama pero los fines de semana me demanda mucho más.
Lo he pensado muchas veces, se destetará cuando quiera, así que no sufrirá y estará preparado pero ... y yo?
Espero estarlo y procuro dejarle esa decisión, todo llega y lo que hay que hacer es aprovechar el momento y atesorar buenos recuerdos.
Feliz maternidad y dulcísima lactancia

Míriam Tirado dijo...

Enhorabuena por todo este tiempo de lactancia... en realidad, es un auténtico regalo mútuo, verdad? Mi hija tiene 22 meses, y ahí seguimos, con la teta disponible y ella, mi hija encantada. Es cierto que yo también he pensado alguna vez "Qué pena cuando se acabe..." pero sé que cuando llegue, será el momento oportuno. Por ahora, a las dos nos continua encantando este espacio nuestro de, como tu muy bien dices, PAZ. Un beso.

Inma dijo...

Jo, qué entrada tan bonita.
Lo primero enhorabuena por tu lactancia prolongada y por el respeto hacia tu cría. Como tú dices no es fácil por las presiones externas, pero lo importante es tener claro lo que queremos; y creo que todas las que estamos por aquí lo tenemos super claro.
Mi peque tiene 21 meses y cuando me preguntan si aún le doy teta les digo ¡claro!¡qué le voy a dar! ¿y hasta cuando? pues hasta que él quiera.
Nuestros momentos de "teto", así le llama mi peque a algo tan femenino, me parecen preciosos... Disfrutemos mientras dure.

@Mousikh dijo...

Me ha encantado el post Miriam porque yo me siento como tú. Cuando leí el libro de Carlos González sobre lactancia pensaba que le estaba dandi un regalo para toda la vida a mi hijo. Ahora sé que el regalo es para mí y me da pena pensar en que in día acabará. Enhorabuena por esa lactancia prolongada!!

Miriam dijo...

Muchísimas gracias por vuestros testimonios, vuestro apoyo... es gratificante sentir que no estamos solas en este camino de la maternidad. Y todo un honor formar parte de esta maravillosa red de madres que intentan hablar cada día ni más, ni menos que de lo que significa la maternidad para ellas.

Un fuerte abrazo,

Miriam

Carol dijo...

Enhorabuena por esa lactancia prolongada!! Me ha encantado la entrada Miriam, yo siempre pienso que con lo que he peleado por esta lactancia, cuando llegue el momento será difícil para mí. De momento estamos en los 8 meses, pero todo se andará!
Un abrazo.

Zary dijo...

Te felicito, por esos años de lactancia exitosa!

Miriam dijo...

Muchísimas gracias, si buscaba sentirme acompañada, no lo dudéis... lo he conseguido.

G-R-A-C-I-A-S!

Miriam

Bren dijo...

felicitaciones!! que admirable! mi deseo es lograr una lactancia tan prolongada como la tuya.. Enhorabuena! #quevivalateta!

onavis dijo...

Felicidades por estos casi tres años de lactancia!
Me ha gustado mucho esta entrada, me siento muy identificada.
Mi niña de 18 meses ya sólo tiene dos tomas fijas de pecho y a pesar de en parte he sido yo la que ha ido reduciendo progresivamente, me da pensa pensar que un dia se destete del todo.
Saludos!

Carrusel de Sofía dijo...

Que bonita entrada! yo también espero tener una lactancia prolongada con mi bebé... recién llevamos casi 5 meses.
Lo mejor es olvidarse de los demás y sólo escuchar a nuestros bebés :)

mama de parrulin dijo...

Oooohhh! Que penita, no? Si es que cada vez son más mayores, toman sus propias decisiones, hacen más cosas solitos....
Enhorabuena por haber llegado hasta aquí! Y disfruta también del destete si la nena así lo decide! No te preocupes ni te agobies, así es la vida!
Un beso guapetona!

Miriam dijo...

Gracias, gracias a todas!!! hoy es un día muy especial! hoy hace dos años que comencé este blog! estoy muy contenta de teneros aquí! de compartir con todas vosotras, de poder sentirme acompañada!

Un besazo!

Miriam

Maria dijo...

Que bonito lo has contado, me he emocionado mucho. Nosotras llevamos 9 meses y medio y espero seguir así mientas ella lo necesite, a mi me gusta, y yo tb lo necesito, me transmite una paz que solo consigo llegar en esos momentos. Un besito

Paula dijo...

He llegado hasta aquí a través de un enlace. Gracias por compartir un sentimiento tan tierno, íntimo y delicado. Sin duda sólo puede entenderlo verdaderamente quien ha vivido la maravillosa experiencia de tener un hijo y amamantarlo. Es precioso lo que has escrito