19 mayo 2011

Mi granito de arena: yo tampoco tengo miedo



Tengo muy poco tiempo, por eso no he explicado algunas cositas que me han pasado estos días y actualizar el blog. Pero no he querido dejar de apoyar a todas esas personas que han salido a las calles de nuestro país, porque están cansadas de aguantar.

Yo también hace tiempo que estoy indignada con el mundo. El blog, tantas veces es una buena prueba de ello. Si lo comencé, fue sin duda porque no me gusta como las cosas se están haciendo con los niños y niñas en la sociedad actual. Pienso que no se les respeta, se les trata como a ciudadanos de tercera. Y tampoco me gustan las soluciones que se nos dan a los padres y madres en el cuidado de los mismos. Y por mi carácter, luchador e inconformista, trato de abrir los ojos desde mi humilde lugar de la red.

El otro día el ministro de trabajo volvió a hacer gala de lo poco que le importan niños y padres. De que lo que en realidad interesa es que seamos máquinas de trabajar, por dos euros y sin hacer ruido. Mientras los políticos viajan en primera. Mientras se siguen realizando despidos en empresas multimillonarias. Mientras muchas madres y padres trabajan de sol a sol sin poder criar a sus hijos. Unos hijos a los que aman, adoran, echan de menos... y con los que apenas pueden compartir su tiempo. Y eso en el caso de que tengan la fortuna de tener un trabajo, precario, pero trabajo. Porque no nos olvidemos vivimos en un país de casi cinco millones de parados y en millones de hogares no entra ni un sueldo.

No es justo. Es cierto, siempre habrá "quien esté peor..." por desgracia. Pero no se trata de eso. Se trata de no dejar que nos sigan manipulando. Se trata de seguir luchando día a día por un futuro digno para nuestros hijos. La gran mayoría de nosotros a lo único que aspiramos es a VIVIR en paz con los nuestros. Y estamos cansados, muy cansados de oír a políticos a diario y no creernos más de sus mentiras. De que solamente les interesemos en campaña electoral, de que utilicen nuestros votos como moneda de cambio.

No sé a donde van a llegar todas estas movilizaciones que comenzaron el pasado domingo. No sé si entre todos las almas inquietas que deseamos hacer ruido en este país llegaremos a algún lugar. No sé si todo quedará en una noticia más, en una anécdota. Pero hay que intentarlo.

Por nuestros hijos, por nosotros, por el futuro. Basta de no hacer nada. Hablemos con nuestros teclados, con nuestras manos, con nuestras presencias. Digamos bien alto basta. Queremos vivir en paz, en democracia real y no tenemos miedo. No vamos a callarnos.

En la portada del post os he dejado a Cristina, una mujer que habló en RNE y que puso voz a muchos españoles que estamos completamente de acuerdo con sus palabras.

Además he querido dejar un enlace del blog Trending Topics que resume muy bien toda esta "movida" en la red.

Y nada más, esta mujer, trabajadora dentro y fuera de casa, bloguera, pero sobre todo MADRE de unos hijos con un futuro por el que velar, se despide con la esperanza de que si todos ponemos un poquito de nuestra parte, podamos cambiar el sistema. Un sistema que se olvida de lo más importante: de que ante todo somos seres humanos.

3 comentarios:

ANA B dijo...

Suscribo todas y cada una de tus palabras. Yo sólo quiero vivir en paz, y lucho por un mundo "decente" para mi hijo.
un beso

Miriam dijo...

Gracias ANA, estoy segura que si todos ponemos ese granito de arena de alguna manera, podemos cambiar el curso de la historia.

Un fuerte abrazo.

Miriam

Groupdmt dijo...

Really i appreciate the effort you made to share the knowledge.The topic here i found was really effective to the topic which i was researching for a long time
trazado de recorte