30 marzo 2010

No estáis solas



No estáis solas mamás, en los días que comida o cena se realizan en el mármol de la cocina porque no ha habido tiempo para más.

No estáis solas mamás. Nuestro pediatra de la Seguridad Social, también nos llama por el nombre y no es porque tenga una memoria prodigiosa, si no que las visitas a su consulta son constantes a causa de unos virus que no dan tregua.

No estáis solas, yo también cuando me siento en el sofá digo "hoy no me duermo" porque me apetece ver la tele un rato, pero no paso del tercer anuncio.

No estáis solas mamás cuando os falta tiempo para peinaros y no os importa repetir ropa cada temporada pero inténtais que vuestros pequeños vayan impolutos.

Ni cuando sentís que darse una ducha de cinco minutos es un verdadero lujo y no quiero ni contar lo que puede ser ir a la peluquería a cortarse las puntas.

No estáis solas cuando la gente no comprende vuestras lactancias prolongadas, porque los niños se crían igual de bien con biberón.

Ni tampoco estáis solas cuando os entran las dudas sobre si es positivo colechar o no porque vuestros hijos tienen  10 despertares a los 18 meses y eso no lo dicen en los programas de la tele.

No estáis solas mamis cuando le habéis declarado la guerra a las notícias para no ver el mundo que le estamos dejando a nuestros hijos.

Ni tampoco estáis solas cuando frases como "los niños molestan" o "prohibido entrar niños" se os clavan en el corazón.

No estáis solas cuando algún "listo" te dice eso de "tú sí que tienes tiempo, como trabajas media jornada".

Ni cuando tienes el cuerpo en el trabajo, pero la mente y el corazón se quedaron en casa con el peque algo pachucho y cuando se hace la hora de plegar corres a casa deseando de cuidarle y darle la medicina que solo las mamás sabemos dar.

No estáis solas cuando la gente no entiende que preferís salir en familia que a solas con vuestras parejas para relajaros.

No estáis solas cuando amáis a vuestros hijos sobre todas las cosas, y os duele si alguien les ignora o hace daño,  mucho más que a una misma y una mota de polvo que les caiga os atraviesa como si fuera una espina en el corazón.

4 comentarios:

Irene dijo...

Jeje, me encantó. Lo único en lo que no coincido es en lo de dormirme en el sofá, yo el sofá hace meses que no lo cato. ¿Ver la tele? ¿Eso que es? :)

La verdad es que yo sí que estoy menos sola. Después de cinco años y medio de lactancia y colecho ininterrumpidos me paso el día con mi gemela mala que le suelta cuatro frescas al que sea. Ni te imaginas la de cosas que he tenido que oir. Una pediatra ecuatoriana me dijo un día que dar teta a los ocho meses era tercermundista XD. Bueno, sí que te las imaginas, tú habrás oído montones de barbaridades también.

Besos

Caro dijo...

Miriam, sugerencia :) :
Pon botones de impresiones de los lectores como 'me gusta', 'no me gusta', 'me encanta!'.... porque a veces no tengo tiempo de comentarte, pero al menos me gustaría dejarte constancia de que lo he leído y ME GUSTA ;)

misteriosa dijo...

A mí también me ha gustado todo, y qué gran verdad lo de la ducha y la peluquería. Gracias por darnos ánimos. (Y suerte con tu peque, que tb voy leyendo lo de la alergia)

La Miri dijo...

Irene enhorabuena por esa lactancia... ¿sabes? estoy segura que algún día echaremos muchísimo de menos el no poder ver la tele... je, je...

Caro la plantilla no me permite poner esto de me gusta o no... vaya rollo! así que nada, en que sea pasar de vez en cuando a verme ¿vale guapi? besitos!

Misteriosa gracias por tus buenos deseos! la verdad es que vamos siempre de culo... pero mientras sea por cositas así de buenas... no pasa nada... je, je... ahí estamos las mamis para darnos ánimos!

Gracias niñas!