27 marzo 2010

Puntualizando a Carlos...


Como sabéis soy firme seguidora del magnífico pediatra Carlos González, pero por una vez (y sin que sirva de precedente) me gustaría puntualizar algo sobre lo que habla habitualmente como es la mujer y el mundo laboral de lo que simplemente quería puntualizar y dar mi propio punto de vista.


El doctor Carlos González en una de sus últimas entrevistas hablaba de que trabajar no nos realiza.  Es cierto, trabajar limpiando o con un pico y una pala dudo mucho que nos realice a ninguno de nosotros. No es un trabajo absolutamente nada gratificante ni cobrando... y mucho menos en casa sin cobrar un euro por algo que normalmente no se nos reconoce a la mayoría de mujeres de nuestro país.


Trabajar en muchas ocasiones no realiza... pero siento discrepar, ya que hoy por hoy trabajar es la única vía que nos da dinero (eso o tener una herencia o que te toque la lotería) y por lo tanto no realiza pero quizás si dignifique a la mujer.


Siento recordar que miles de mujeres en nuestro país a diario sufren malos tratos y por desgracia estoy segura que muchas de ellas al tener hijos pequeños, aguantan en casa años esos golpes ya que no han planificado su vida más que para criar a unos hijos, que no olvidemos las necesitan sin duda... pero no de esta manera. Las necesitan felices y muchas veces son una parte del sostén económico familiar.


Siento admitir, aunque en el fondo me duela ya que este problema no debería ni existir, que el que una mujer sea independiente económicamente y deje una puerta abierta al trabajo aunque sea madre es una medida preventiva en caso de que necesite retomar las propias riendas de su vida ante un caso de violencia doméstica o ante el deterioro de las parejas por otros motivos ajenos a esta causa.


La independencia del ser humano hoy día, desgraciadamente para mí que valoro el dinero en su justa medida, va muy ligada a la independencia económica y cerrar las puertas durante años a un mercado laboral no es la solución a mi manera de ver las cosas. 


El problema está en la conciliación, como siempre. En las oportunidades que tenemos de integrar nuestros hijos en nuestro trabajo y en el resto de nuestra vida. La conciliación laboral no debería dedicar esfuerzos a crear guarderías cuando la realidad es que los hijos están mucho mejor con sus madres, las necesitan sin duda.


Lo ideal más tiempo de baja maternal,  mejores horarios, menos tiempo en el trabajo, más trabajo en casa. 


Pero por desgracia vivimos en una sociedad en la que los niños "molestan" y eso a aquellos a los que más amamos a los niños nos duele. 


Los niños molestan, los niños molestan para dormir, para ir de viaje, para leer en las bibliotecas, para relajarse... ¿cómo no van a molestar para trabajar?


Si cuidáramos más de esos niños, cuidando de sus madres que también quieren trabajar para cuidar mejor de ellas mismas, para cuidar mejor de sus hijos... cuántos adultos sanos y felices ganaríamos en el mundo.  Mientras haya quien prefiera evitar todo esto, creo que tendremos medio camino perdido.


Antes de terminar esta entrada, me gustaría dejar mi consejo a todas las madres que me leáis. Como personas que no sabemos donde estaremos mañana recomiendo encarecidamente que le deis el valor que tiene cada cosa. El trabajo en su lugar, lo justo para vivir, cada uno se eche sus cuentas. Los hijos nos necesitan ahora, no más tarde que hoy, con menos dinero se pasa pero no se pasa con menos cariño y afecto. Si queremos trabajar y querer como se merecen a nuestros hijos, se puede hacer, de eso no hay duda. Luchad por ello. Este es mi único consejo, como madre y como mujer.

7 comentarios:

misteriosa dijo...

Pues una vez más estoy totalmente de acuerdo contigo. También me llamó la atención cuando leí que CG decía que barrer en casa ajena nos realizaba pero en la nuestra no, pero claro, si te vas a elegir el trabajo peor remunerado y que más te desgasta físicamente, es normal que una no se sienta realizada. Además, yo creo que la que barre en casa ajena no lo hace por realizarse, sino por un tema únicamente económico; sin embargo, una doctora, una economista, profesora de universidad, probablemente sí lo haga por sentirse realizada con aquello que ha estudiado.

Saludos!

La Miri dijo...

Misteriosa gracias por escribir. Está claro que nos guste o no necesitamos dinero para sobrevivir.

Y está claro que lo mejor para cualquier mujer es tener al menos una parte de independencia económica.

Sigamos luchando por una verdadera conciliación. Que se ponga a la madre y mujer trabajadora en el lugar que merece en nuestra sociedad.

Que se respeten a los niños como se merecen, ellos son el futuro del mundo.

Creo que estamos muy equivocados en estos conceptos... y luego nos sorprendemos de ciertas conductas de algunos pequeños víctimas de la sociedad.

Un saludo.

Miriam.

Irene dijo...

Hola.
Leí la entrevista y realmente no creo que CG diga que la mujer no tiene que trabajar, ni que tiene que cerrarse las puertas al mercado laboral durante años...en fin, es una de las críticas que siempre se le hacen y sin embargo yo lo que entiendo siempre que le leo sobre este tema es que él quiere lo mismo que nosotras: bajas maternales decentes que permitan criar a los hijos y garanticen el puesto de trabajo después. Lo que tienen las suecas, vaya. Y no sólo para las madres. Eso y/o que se reconozca económica y socialmente el trabajo del ama de casa. Porque está claro que si lo que ganas no te llega ni para pagar guardería vas a dejar de trabajar y por tanto vas a perder independencia económica casi siempre en favor del hombre, que hasta la fecha gana más. Además de educar a los costillos: que traigas el dinero a casa no significa que tu labor sea más importante, el dinero es de los dos, muchas mujeres se "sienten" dependientes, cuando sólo lo son por un motivo cultural. Y hasta las habrá que no quieran pensiones compensatorias en caso de divorcio. En fin, tema complicado.

Saludos

La Miri dijo...

Irene lo primero muchísimas gracias por aportar a mi blog. Comentarios como el tuyo, son los que enriquecen y diversifican todo tipo de opiniones vertidos en él.

Yo sí que creo que el Doctor Carlos habla de que lo ideal es que la mamá cuide de los pequeños y el papá trabaje lo justo para vivir.

Y personalmente creo que no es tan sencillo.

He conocido a demasiadas mujeres dedicadas en cuerpo y alma a sus maridos, a las tareas domésticas y a sus maravillosos hijos durante años que en un determinado momento de sus vidas han visto como o bien tenían que mantener situaciones desagradables o bien eran abandonadas a su suerte con una mano alante y otra atrás a los 45.

Y nos guste o no, esa es una realidad de la calle. De gente trabajadora como yo.

Por eso a mi hija le diré: "Estudia todo lo que puedas, preparate para poder trabajar en aquello que más te guste y cuando tengas hijos disfruta de ellos porque solo se vive una vez pero intenta no depender al cien por cien de nadie para comer".

Para mi la tranquilidad de una madre es saber que sus hijos e hijas son independientes y que llegue el día que entienda que podrá faltar de este mundo porque sus hijos sabrán defenderse y tirar adelante.

Es por esto mi opinión, porque para mi una mujer tiene el derecho a tener su propia independencia.

¿Qué es difícil compaginarlo con ser madre? pues depende como se mire...yo he sacrificado ganar más dinero por cuidar de mis hijos y desde que soy madre solo trabajo si voy a poder compaginarlo con mi principal labor a día de hoy: ser madre.

Porque no soy trabajadora y madre, sino que soy MADRE que trabaja.

Una mamá (contra) corriente dijo...

Esta entrevista ha sido un éxito, muchas nos hemos hecho eco en nuestros blogs y cada cual la hemos analizado desde un punto de vista jajaja. Pero mira, al final muchas coincidimos en lo mismo. Yo también soy de las que creo que cada cosa debe tener su valor y el trabajo no es algo que me realice como persona.

Irene dijo...

Claro, si estoy de acuerdo contigo en que la realidad hace necesaria la independencia, o eso, o abolimos la ley del divorcio (que mejor que no, aunque no tengo previsto usarla, por si acaso ;). A lo que yo me refiero es que pienso que CG responsabiliza al estado por la malcrianza de los hijos, no a las madres por su deseo/necesidad de trabajar. Si hubiera bajas maternales de dos años remuneradas, si después te asegurasen la vuelta a tu trabajo, si te facilitasen la reincorporación con cursos o lo que fuera, y por supuesto si no fuera un motivo de discriminación ¿habria muchas o pocas madres que dejarían a sus hijos en la guarde a las 16 semanas? Hombre, alguna habría.
Por otro lado no creo que CG diga que te tienes que quedar en casa para siempre, los hijos crecen y se van al cole y ya tienes un montón de horas ahí, aunque si yo pudiera no las usaría para trabajar XD.
Simplemente si las cosas estuvieran organizadas de otro modo la situación de "dependencia" sería transitoria, mientras que con la situación actual en la que la mayoría de las mujeres tienen unos trabajos horribles y mal remunerados lo que se propicia es que después de las 16 semanas dejen el trabajo para siempre, a muchas no les compensa. Y la solución no es hacer guarderías más baratas, que es lo que critica CG, sino bajas más largas y después jornadas laborales más cortas. Con estar en casa a las cinco es más que suficiente.
Es que este tema se usa mucho desde el feminismo clásico de la igualdad para asegurar que las que queremos amamantar y criar a nuestros hijos cuando son bebés no somos más que víctimas de la violencia simbólica de machistas camuflados que pretenden que la mujer se quede en casa con la pata quebrada. Y no creo que CG sea de esos, la verdad.

Saludos, teneis un montón de blogs buenísimos, yo poco a poco voy recuperando el tiempo que he tenido una crianza bastante dificil con mi hija pequeña. Seguiré por aquí todo lo que pueda.

La Miri dijo...

Irene no te puedo quitar nada de razón... quizás que tenga otra forma de expresalo...

Yo te aseguro que he elegido criar a mis hijos la mayor parte del tiempo, ganando lo justo para vivir.

Es cierto, conozco a madres que trabajan para llevar a los niños vestidos de Ralph Lauren y plegando a las 8 después de todo el día fuera de casa irse al gimnasio... para eso mejor no tener hijos... que quieres que te diga.

Yo simplemente quiero expresar el derecho de la mujer a tener sus propios ingresos. A pedir excedencias, a tener bajas que respeten los derechos de los niños.

Quizás Carlos González también defiende todo esto... pero como no lo expresa así directamente... pues quizás sea eso lo que me lo ponga en duda.. no sé.

Mamá contracorriente, tienes toda la razón se ha armado revuelo con las últimas entrevistas de Carlos González... ja, ja, ja... y es que para mí es un referente y todo lo que habla es para al menos reflexionar... ¿verdad?

Besos chicas, gracias por participar en mi humilde blog.

Miriam.