06 febrero 2011

La primera vez de mi pequeña en el cine

Tanto mi marido como yo, recordábamos que mi hijo mayor había estado viendo su primera película (Cars) en el cine hacia los dos años y medio. Así que ayer, sin pensarlo mucho, decidimos que era un buen día para que nuestra pequeña de 29 meses hiciera su particular estreno delante de la gran pantalla y ¡lo pasamos genial!

Esta entrada además de mostrar mi entusiasmo y felicidad ante mi experiencia con mi pequeña, está destinada aquell@s papis y mamis que se cuestionen si acudir con sus peques al cine es una buena idea.

Como siempre en mi blog me gustaría dejar claro que "cada niño es completamente diferente de los demás, único, irrepetible e inimitable" (me encanta esa frase ;). Por lo que los datos son simplemente referencias y tenemos que ser conscientes que nuestra experiencia no tiene por que ser como la de otr@s.

En nuestro caso mi pequeña entró feliz de la vida en la sala, primero quiso sentarse con papá y le encantó el principio de la peli. Después con mami. Después en su silla. También con su hermanito. Hubo algún momento que se levantó. Todo esto sin gritar, sin interferir con los demás y su atención en la película. Vamos para que se me entienda, aunque me "chirrie" la frase: no molestó a nadie. (Siempre con ese miedo... que tristeza).

Salió de la proyección entusiasmada y toda la familia con un sabor de boca inmejorable. Claro, que para lo que para nosotros resultó algo ameno y previsible, para otros puede resultar una tortura intentando que una pequeña de 29 meses se sentara a ver una película sin rechistar durante 90 minutos. Como siempre, todo depende del cristal con que se mire.

Me refiero a que si hubiera pretendido que mi pequeña entrara en aquella sala de cine y se sentara toda la película en su butaca sin rechistar y sin moverse, está claro que la experiencia hubiera sido un total fracaso para tod@s. Pero como jamás se me ocurriría pensar en algo así, pues no hay problema. Conozco a mi hija y simplemente se cumplieron mis previsiones y si no hubiera sido así ya habíamos hablado mi marido y yo que uno de los dos salía con ella y listo.

Por cierto, que he empezado la casa por el tejado, vimos "Enredados" la última de Disney, y a mi personalmente me gustó mucho (soy facilona y me gustan las princesas, los castillos, la risa fácil, la mágia y los dramones con final feliz) pero no os cuento nada más... si queréis ir a verla al cine con vuestros pequeñ@s, al fin y al cabo si se aburren siempre podemos salir de la sala ¿no? pues ya está. Si todo se solucionara tan fácil en esta vida. Como diría El Principito...

“Las personas mayores nunca son capaces de comprender las cosas por sí mismas, y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones.”


El Principito. Que gran libro. Cuantos de nosotros tendríamos que leerlo de vez en cuando.




2 comentarios:

Maria dijo...

Que bien!!! Me alegro muchísimo que lo disfrutarais!! Un besazo fuerte

Miriam H. Bravo dijo...

Gracias Maria! Igualmente!